Las Realidades del Plagio

En años recientes, se han realizado muchos estudios en relación a las realidades y figuras que involucran el plagio en universidades inglesas. Estudios realizados por instituciones de investigación, como por ejemplo plagiarism.org, han encontrado que el porcentaje de trabajos entregados con plagio varía entre el 60-70% de todos los estudiantes analizados. Esto subraya la grandeza del problema que tienen las escuelas modernas, institutos y universidades al intentar erradicar el plagio. Las estadísticas son tan altas debido al incremento de estudiantes que compran trabajos escritos por otras personas. En los peores casos, la institución de investigación plagiarism.org ha encontrado que el 95% de los estudiantes analizados admitieron que habían realizado un tipo de fraude académico. Adicionalmente, se ha encontrado que casi un cuarto de los estudiantes del Reino Unido han plagiado al menos una vez durante sus años de estudio en la universidad. The Times también ha encontrado que mas de 50.000 estudiantes han sido acusados de plagio en los últimos tres años. Sus investigaciones han demostrado la importancia sobre la epidemia del plagio que afecta el mundo académico. El 36% de estudiantes universitarios analizados por plagiarism.org admitieron que parafrasearon y copiaron frases de recursos en línea sin haberlas citado apropiadamente.

Un estudio realizado por The Daily Telegraph en 2017 ha encontrado que 20.000 estudiantes en el Reino Unido han comprado y entregado trabajos académicos. The Guardian subraya que el 40% de estas compras suceden en universidades de alto prestigio como Oxford o Cambridge. Esto sugiere que el internet ha tenido un efecto significativo en las estadísticas de plagio a un nivel nacional. Esto se debe a que muchos estudiantes dentro de las mejores universidades del país están comprando trabajos completos, ensayos y trabajos de fin de grado y entregándolos como si de ellos fueran. Por favor vuelva a la sección de consecuencias para entender mejor las consecuencias de entregar trabajos plagiados. Para contrarrestar estas estadísticas, las escuelas modernas y universidades han empezado a usar softwares para poder seguir los trabajos que han sido plagiados. El software se llama Turnitin y permite que institutos y universidades puedan saber cuando un estudiante a copiado una gran sección de su trabajo de contenido en línea. En el Reino Unido, el 98% de universidades, incluyendo colegios e institutos, usan este software.

3 realidades del plagio